Entrevistas / Noticias

LA MER: ELIXIR MILAGROSO

Junio 21, 2019

José Bravo, regional training senior manager de La Mer latinoamérica, estuvo de visita en Lima para capacitar al personal de los puntos de venta en los que se ofrecen cremas, sueros y tratamientos para la piel de la marca. El especialista de amplia trayectoria en la industria de la belleza nos confiesa que ahora se encuentra al frente de una firma excepcional.

Con 35 años en el rubro de la cosmética, has trabajado con una gran cantidad de marcas. ¿Qué distingue a La Mer de cualquiera de ellas?

Cuando se trata de cuidado de la piel, la mayoría de marcas suele trabajar según la edad cronológica del usuario. Te dan un tratamiento si es que estás entre los veinte y treinta años, y otro si estás entre los treinta y cuarenta. Porque nuestra piel, con el paso del tiempo, va perdiendo minerales, proteínas y colágeno, entre otros componentes. Conforme aumenta la edad cronológica, los tratamientos requieren de un mayor número de activos y, en consecuencia, son más caros. Con La Mer eso no es necesario porque todos nuestros productos trabajan con un único fermento.

El famoso Fermento Milagroso…

Exactamente. Todos los productos de la línea de cuidado de piel de La Mer —desde la crema hasta el suero más específico— cuentan con el fermento creado por el doctor Max Huber. En los años 50, él sufrió quemaduras en el rostro y se dispuso a buscar un remedio natural. En las costas de Vancouver, encontró unas algas ricas en nutrientes que crecen 60 centímetros a diario. Durante doce años, y tras más de seis mil experimentos, perfeccionó el Fermento Milagroso, un fermento que permite que tu piel vuelva a producir lo que ha dejado de producir. En ese sentido, no importa si eres hombre o mujer, tampoco si tienes cutis graso seco; ni siquiera importa tu edad (hasta un niño puede usar La Mer). Todos nuestros productos contienen este elemento base que reestablece las propiedades de la piel a un nivel óptimo.

Yo, como usuario, ¿cómo puedo saber qué tipo de tratamiento es el indicado para mi piel?

Justamente, yo soy el responsable de capacitar al personal de punto de venta a nivel Latinoamérica. Y, así como yo, en cada región del mundo, hay personas que se dedican a instruir a nuestros vendedores sobre nuestros nuevos productos y las últimas tendencias. Acá en Perú, nuestro equipo se encuentra en Saga Falabella, y cada uno de ellos está plenamente capacitado para ofrecerte los productos que tu piel necesita. Porque, si tienes un estilo de vida sedentario, por ejemplo, no vas a tener las mismas necesidades que alguien que viaja mucho y está expuesto a muchos cambios de clima. O quizás tu trabajo te obliga a estar expuesto a altas dosis de estrés. Todos estos factores varían de acuerdo a la persona e influyen en el tipo de tratamiento que va a requerir.

¿Cuáles son los productos esenciales del catálogo de La Mer?

Lo más importante es que pruebes la crema que combate la sequedad y mantiene la piel hidratada. Luego, tenemos distintas lociones de acuerdo a la piel del usuario: hay algunos que necesitan más minerales; otros, una mayor humectación. Estos tratamientos se complementan con sueros que combaten necesidades muy específicas, como la falta de firmeza o las líneas de expresión. Cada uno de estos productos debe ser aplicado con un masaje especial, porque La Mer trabaja con energía. Hace que tu propio organismo produzca lo que ha dejado de producir. En este sentido, es muy importante que tú, como usuario, seas asesorado por nuestras expertas en el punto de venta. Ellas te van a enseñar cómo combinar los productos. Vas a aprender cómo aplicarte tus propias mascarillas y cada cuánto tiempo es bueno hacerte una exfoliación. De alguna manera, es un aprendizaje sobre tu propia piel. Estamos tan acostumbrados a vivir en ella… Pero ¿cuántos podemos decir que la conocemos realmente?

Actualmente, la cosmética está siguiendo una tendencia hacia lo natural. ¿Qué lugar ocupa La Mer en este contexto específico?

Al interior de la industria de productos cosméticos de prestigio, se puede decir que somos una de las marcas más jóvenes (se fundó en 1994). Sin embargo, somos un actor muy relevante debido a nuestra capacidad de innovación, y siempre con una impronta natural. Nuestros investigadores, actualmente, siguen haciendo experimentos que tienen como base el Fermento Milagroso: lo combinan con distintos tipos de algas para ver cómo reacciona y así desarrollar nuevos productos. Eso sí: sin usar un solo químico, porque se arruinaría la fermentación. La Mer, hoy, está teniendo un crecimiento superlativo en la industria de cosméticos porque nuestros productos tienen un origen cien por ciento natural.

 

0 likes

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *